Sobre el patrimonio artístico. La educación

Una de las claves más importante sobre el patrimonio artístico es la que apunta a la necesidad de abordar problemas estructurales y a establecer objetivos de mejora, para así poder activar su capacidad de crear riqueza en su entorno. Para ello, a todos nosotros nos corresponde dejar de ser sujetos pasivos y apostar por una mayor implicación exigiendo o liderando propuestas que promuevan mejoras de conservación respetuosas y adecuadas, no sólo para preservar nuestros monumentos en condiciones óptimas a las generaciones futuras, sino también para generar empleo en el presente.

Para dar los primeros pasos en estas propuestas, se hace imprescindible luchar contra la falta de sensibilidad y desconocimiento existentes sobre nuestro patrimonio artístico en parte de algunos sectores de la población, lamentablemente los más jóvenes. Esto nos debería aconsejar sobre la necesidad de educar de manera más exhaustiva en este apartado, siendo recomendable que, al menos en la enseñanza secundaria, existiese alguna asignatura específica y de carácter obligatorio dedicada a esta materia.